Etiqueta en internet y apuntes sobre las relaciones personales en el ciberespacio

Traducido y adaptado de la web de Andrew Heenan

Que hacer

Consejos básicos

1. Prácticamente en todos los casos la primera línea de defensa consiste en no hacer nada; tratarle simplemente como a un troll e ignorarle; con esta actitud suelen marcharse rápidamente. Recuerda, estas criaturas son un tipo de troll; si no se retroalimentan con rapidez suelen seguir su camino; habitualmente no tienen ni la resistencia ni la inteligencia suficientes para manejar una situación difícil.

2. Pero, por benigno que este stalker parezca, guarda siempre todos los mensajes que recibas. Una buena forma de hacerlo es crear una nueva carpeta en tu buzón y pasar todos los correos o las copias de los correos de los newsgroups a esa carpeta. Ten en cuenta que tendrás que mantener esa carpeta por lo menos durante un año después de la fecha del último correo, preferiblemente más tiempo. Si fuera necesario posteriormente, puedes constituir un almacén de pruebas muy útil y ayudar a identificar al stalker.

3. Analiza tus posibilidades. Tomar represalias te hará sentirte mejor, pero puede ser arriesgado porque puede dar ideas, provocar o permitir al stalker atacar de nuevo. Por ejemplo, utilizar el libro de visitas de su web para advertirle es peligroso si su aplicación es susceptible de ser atacada. Pero si te encuentras razonablemente seguro al hacerlo, ataca; deja que el espía sepa que no le temes.

4. Por definición, un stalker es cobarde, como todos los matones, como todos los que atacan por la espalda o de noche. No dejes de decírselo en todos los ataques.

5. Los Stalkers personalizan; despersonalícelo tú. Minimiza las respuestas privadas. Maximiza las respuestas públicas.

6. No siempre es así, pero normalmente los stalkers no son demasiado brillantes, pocas personas inteligentes se rebajarían a ese nivel. “el ascensor no les llega hasta la última planta”. Algunos por supuesto, son enfermos mentales graves. Si sospechas que es así no incites al stalker a ningún tipo de diálogo, simplemente conserva con cuidado los registros y presenta la correspondiente denuncia.

7. Se razonable, sus ataques deberían producirse sólo como respuesta a los de los stalkers. La primera línea de defensa de ellos será acusarte a ti de espiarle. Por tanto, no tenses la cuerda. Normalmente te sorprenderá lo fácil que es atacar a un espía; pero contente. Si escribes en sus foros y su respuesta no ofrece peligro, escribe en ellos. Pero se honesto, breve y ve al grano, incluso si contesta a cada amenaza.

8. Conserva los registros de todo lo que hagas y también de lo que hagan ellos; y no descartes escribir un diario de la web o abrir una página web para dejarles al descubierto. Podrían tener un prestigio que perder.

9. Conserva el humor. Aunque los stalkers nos pongan nerviosos, si les observas fríamente a la luz del día, son bastante ridículos. Algunos no son otra cosa. Disfruta; descúbreles, déjales y todos verán lo ridículos que son. Cada vez que te burlas de ellos, pierden. Comparte sus risas.

10. Se duro cuando hayas descubierto sus debilidades (también son sinuosos y cobardes). Usa la información que tienes contra ellos en cada respuesta.